“Nos sentimos orgullosas de aportar con un granito de arena a través de la elaboración de los trajes de protección para nuestro personal de salud que hace frente a la pandemia”, nos comenta Janeth Martínez – Responsable del Taller de Costura HEEE, en medio del ruido de las máquinas de coser que evidencian el pleno proceso de preparación de los “trajes tyvek”, vestimentas que con valor agregado “hecho en el Eugenio Espejo” endosan nuestros profesionales de salud durante su lucha diaria contra la pandemia.

Desde tiempo atrás, este voluntarioso grupo de trabajadores unió sus habilidades para desde su taller apoyar directamente en la confección de prendas de protección, actitud positiva que hizo que en nuestra casa de salud no falten estas indumentarias, escasas por aquellos días.
001Manifiesta que mensualmente confeccionan 1.400 trajes sin descuidar la elaboración de las prendas tradicionales. “De existir la necesidad, estamos preparadas para elaborar otros tipos de indumentarias de protección como mascarillas, gorros y cubre calzado”, aunque estos dos últimos, ya lo habían manufacturado en alguna ocasión, sostiene.
No hay duda que cuando se unen las habilidades, el conocimiento y el sentido de pertenencia, el trabajo en equipo se evidencia con excelentes resultados, esto es prueba de ello.
002